Larissa Jordan | relatório de divergências

La divergencia

Si la vida como la conocemos, o mejor, como nos acostumbramos a asumirla, acaba siendo plana y sin gracia, es precisamente porque nos encargamos de pensarla en términos de productividad quitándole los lugares para lo inútil. Una vida práctica en la que nos preparamos durante años para luego desarrollar actividades que ocupan la mayor parte de nuestro tiempo en las que nuestra eficiencia se ve representada por la remuneración que recibimos a cambio. El arte por el contrario, sucede en el territorio de lo inútil, nunca en el de lo práctico o de lo productivo. Y como territorio, posee dimensiones pequeñas y se confunde, a veces cuesta trabajo reconocer que lo que comenzó como arte se nos fue deslizando lentamente hacia esa seriedad propia de lo eficiente.

Los artistas se dividen entonces entre el rigor que exige su labor, entendiéndola como profesión, y la búsqueda constante por lugares donde puedan escapar a ello, donde se pueda disfrutar la incertidumbre del no saber qué hacer con lo producido. Se trata de un movimiento continuo porque se está lidiando con un sistema hábil que todo lo absorbe y a través del cual todo es susceptible de convertirse en trabajo.

Creamos entonces, como creo que lo hace Larissa Jordan, en el arte como el lugar donde permanece la resistencia, el inconformismo hacia esa vida plana repleta de horarios que cumplir y puntos por marcar aceptando finalmente que está bien no tener justificación alguna para la divergencia.

Sergio Pinzón

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s